¡Una receta animada!

(By él)

Una de las primeras entradas de este blog estaba dedicada al cóctel favorito de ella, el neoyorquino Cosmopolitan. Un post muy convencional, con su texto y sus fotos. Pues bien…hemos dado un pasito más y nos hemos adentrado en el mundillo de las recetas animadas, con este modestísimo vídeo sobre aquel antiguo post.

¡Y garantizamos que no será el último! 😉

https://youtu.be/hTac1XO91p4

Anuncios

Un Collins para refrescarse

( by él )

Creo que de todos los cócteles que he probado hasta ahora, el Collins ocupa un lugar más que destacado. Trago largo como él solo, es grande, refrescante e ideal para tomar en una buena tarde de sol.

Collins 03

Existen varios tipos de Collins, si bien a mí me gusta preparar una de las versiones más sencillas ( más que nada por la facilidad a la hora de conseguir los ingredientes ). A pesar de todo, y tras buscar en todos lados, uno de los ingredientes no he podido encontrarlo y he tenido que hacerlo casero. Se trata del jarabe de azúcar, y ante la imposibilidad de adquirir este almíbar hay que currárselo en una cazuela al fuego, simplemente añadiendo agua y el doble de cantidad de azúcar, y remover hasta conseguir un líquido pastoso. Para conservarlo bien, guardarlo en un frasco de cristal, añadirle una cucharadita de vodka y al frigo. Aguantará meses así 🙂

Collins 01

Comenzamos. Todo lo que vamos a necesitar va a ser:

– Vodka

– Zumo de limón recién exprimido

– Jarabe de azúcar

– Gaseosa

– Granadina

– Hielo en cubitos, hielo picado y un vaso Collins ( algo más alto y más ancho que un vaso de tubo normal ). Para este cóctel no nos va a hacer falta la cobbler, la coctelera de tres piezas que habíamos utilizado para el Cosmopolitan. Sí nos hará falta (siempre) el medidor de líquidos.

Para empezar, echamos tres o cuatro cubitos de hielo normales en el vaso y los removemos para enfriarlo. Lo siguiente será añadir 60 ml de vodka, 30 ml de zumo de limón y 15 ml de jarabe de azúcar. Rellenamos con gaseosa hasta llegar a unos tres dedos de la boca del vaso, y a remover.

Posteriormente, añadimos hielo picado hasta arriba ( sin pasarse ), le damos un toque con un chorrito de granadina, colocamos algún fruto rojo para adornar, una pajita….y el primer trago – amodiño, como se dice en esta sagrada tierra – seguro que será una sorpresa.

Collins 02

Preparando un Cosmopolitan

(by él)

Si hay algo indudable es que quien nos dio a conocer el cóctel Cosmopolitan fue Carrie Bradshaw en la serie Sexo En Nueva York. Y de la misma manera que nos lo dio a conocer nos lo quitó, cuando sus amigas le preguntaron por qué ya no lo bebían y ella respondió “porque todo el mundo comenzó”.

El Cosmopolitan es un “cóctel femenino”, o al menos eso me aseguró en cierta ocasión un camarero en Nueva York cuando, después de pedirle uno, me dijo en voz baja “eso es de chicas”. Aquello no impidió, ni mucho menos, que probase el primer “Cosmo” de mi vida.

Cosmopolitan 01

Y nos ponemos manos a la obra. Necesitaremos, como ingredientes:

– Vodka

– Cointreau

– Zumo de arándanos rojos ( se consigue fácil en cualquier hipermercado )

– Lima.

Por otra parte nos hará falta hielo picado, que también se vende en grandes superficies. Si no lo encontrásemos, nos queda el viejo truco de envolver hielo en un trapo y aplicarle la Furia de Thor con un martillo. Por último, nos hará falta una coctelera y un medidor de líquidos, además de copas de cóctel.

Vamos allá. Llenamos la coctelera de hielo picado y añadimos 90 ml. de vodka, 60 ml de zumo de arándanos, 30 ml de Cointreau y otros 30 ml de lima. Tapamos la coctelera, y a menear, remenear, agitar y reagitar. ( Y si la coctelera es metálica, os recomiendo envolverla en un trapo antes de agitar, o se os pegará a las manos y os dolerá ).

Y tras agitar bien, a servir. Se puede adornar el borde de la copa con azúcar, o añadirle algún fruto rojo, tipo arándano o grosella. En una coctelera normal os dará para servir un par de copas…y cuidado, que sube.

Cosmopolitan 02

¡ Buen Cosmo !